…la cumbre es la mitad del camino

Mañana comienza el tercer cuarto del MBA. Me siento como un escalador a mitad de camino. Tengo varios amigos escaladores, de hecho uno que estuvo en la expedición por Colombia al Everest en 1997, Carlos Rodríguez, alias “YAKTOR” (medico experto en dolor y cuidado paliativo) quien fue el medico de la expedición. No se en que anda ahora, pero cuando lo conocí comenzaba mi residencia en Medicina interna. Tengo una interés especial por el Tíbet, y le preguntaba mucho sobre el tema y nunca se me olvidaran sus palabras cuando le pregunte que se necesitaba para ser un buen escalador. Me dijo (…) se necesita técnica, fuerza pero sobre todo inteligencia.

En estos días he pensado o tratado por lo menos de pensar lo que quiero hacer con mi vida desde el punto de vista profesional y no llego a ninguna parte. Cuanto más pienso mas me confundo. Muchas preguntas ¿Para que hacer un MBA?, ¿Dónde estaré el 11 de julio del 2013?, ¿ …y ahora que? en fin, no llego a nada concreto, creo que estoy demasiado obsesionado con la búsqueda del equilibrio.

Quiero ser independiente pero de la misma forma tener un papel importante dentro de la organización donde estoy. (joder, creo que estas dos cosas juntas no son mas que una ilusión). El dilema esta en si me centro en el “vil” dinero o en un compromiso con los demás. Ufffff!

Estoy seguro que mucha gente se debe sentir igual o por lo menos sintieron lo mismo en algún punto de su carrera. Algunos fueron capaces de decidir como mi papa, independiente de cualquier cosa creo que esta es una de las razones por las que lo admiro tanto.

Hasta ahora la estrategia me ha funcionado. Me siento bien conmigo mismo y con mi familia quienes me han apoyado incondicionalmente en esta “expedición”. Nunca había forzado tanto el motor de mi mismo como ahora, igual ahí seguimos, como diría de HALLO MAN …on your feet!

Creo que las ganas de continuar con el MBA vienen de todo este MIX de pensamientos y sentimientos. Quiero retarme a mi mismo y competir con los mejores como le vengo haciendo. Este tiempo en la maestría me ha servido mucho para despertarme y enfrentar el mundo real.

Las preguntas que me quedan son: ¿Es esto todo lo que hay que hacer en la vida?, ¿Será que mi vida profesional quedara definida en tres letras M, B, A?

Bueno, como siempre logro desahogarme y GRITAR! para mantener mi sano juicio o mejor mi juicio sano. Igual como me dijo Rodríguez en una conversación posterior (…) Cendalitos NUNCA se le olvide que la cumbre es la mitad del camino, despues hay que devolverse!

…y usted que cree ?

Buen fin de semana.

P.S: notaran un cambio en mi estilo “literario”, una sugerencia del Dr Rizo.