Cuando los buenos se vuelven malos

sheroesLa semana pasada Matthew Lynn, columnista de Bloomberg escribió sobre el papel que juegan las escuelas de negocios con respecto a la crisis actual.

Este señor dice que estas escuelas son las “fabricas” que han abonado el terreno para esta crisis y sugiere cerrarlas. Su tesis la soporta en lo que hizo la ultima “cohorte” que llego al olimpo. Mastercitos famosos como Richard Fuld, CEO de Lehman Brothers Holdings Inc. (MBA de New York University), John Thain, CEO de Merrill Lynch & Co., (MBA Harvard), Christopher Cox, presidente de la SEC – Securities and Exchange Commission – (M.B.A. de Harvard), Andy Hornby, CEO del British Bank HBOS Plc (MBA de Harvard).

Con esta crisis se generan dudas sobre lo que las escuelas de negocios enseñan, y cómo se las arreglaron para crear líderes incapaces de detectar los fallos de las empresas que dirigían. Se pregunta que pasaría si en lugar de una escuela de negocios estos “personajes” se hubieran entrenado como pilotos en una escuela de aviación. Seguramente ya hubieran cerrado la escuela.

Finaliza con tres afirmaciones sobre las escuelas de negocio:

  1. Alentaron un enfoque cuasi científico de los negocios, y afirmaban que todo podía explicarse a través de un libro. Predicando un conjunto de fórmulas, alentaron a los estudiantes a creer que dirigir una compañía era un arte que cualquiera podía dominar. Todo el sector de capital riesgo se basa en ese principio. Y también el de fusiones y adquisiciones.
  2. Las herramientas intelectuales que nos llevaron a la crisis financiera fueron inventadas principalmente por el mundo académico. Complejos modelos sobre riesgo de precios crearon el mercado de los contratos de opciones y derivados que han ocasionado tantos problemas en el último año. Las escuelas de negocios tomaron algo que era misterioso e inescrutable -el riesgo- e intentaron volverlo tan fácil como contar guisantes en una vasija. Al hacerlo, alentaron a toda una generación de jóvenes a entrar en la banca de inversión armados con la creencia de que el riesgo había sido domado y controlado.
  3. Las escuelas crearon una elite directiva que actuaba como una casta aparte.

Podríamos decir que para cualquier medico que lea esto le sonara lógico, el problema es que NO es justo con las escuelas de negocios que se generalice de esta forma y si hay que llamar la atención a una, será la de Harvard, la mayoría de estos -súper héroes- vienen de ahí.

El capitalismo esta en crisis, pero en crisis de VALORES y efectivamente estos no los enseñan en las escuelas de negocios se aprenden en la casa.  Estos valores nos dan una pauta de nuestra conducta.

Los valores religiosos, éticos y morales están ahí. Hay que buscar en la raíz de nuestro ser los estímulos que nos lleven hacia la trascendencia.  Necesitamos que cada persona con o sin MBA, desde la función que ejerce en la sociedad, tome conciencia de los efectos que dejan sus actitudes en la construcción de un mundo más justo donde se respete la dignidad del ser humano eso será suficiente para salir de esta CRISIS!

Lo que si puedo afirmar es que NO hay nada peor que cuando los buenos se convierten en malos o ¿Ustedes que creen?

¿Se acabo el benchmarking?

F.A.F, director del área de control de la escuela de negocios en donde termino mi MBA, nos recibió el pasado viernes con una frase que me impactó bastante. (…) SEÑORES SE ACABO EL “BENCHMARKING”.

No se si era una afirmación o una pregunta. Creería yo que era una pregunta, el argumento de profesor F.A.F es que con la actual “crisis financiera” se van al piso todos los cuadros comparativos y los indicadores que se usan (o usaban) en el “benchmark”.  La pregunta queda abierta.

Entiendo que el “benchmark” es (o ¿era?) una medida de calidad que busca identificar, entender y adaptar las mejores practicas de otras compañías. Pero,  me pregunto ¿si eran las mejores practicas? teniendo en cuenta que la crisis actual es una crisis de valores y no de números.

Lo que puedo decir antes de mirar lo que hacen los demás es:

  1. Mírese en un “espejo”. Tenga autocrítica.  Primero identifique que quiere cambiar y después mire con quien se quiere comparar y porque.
  2. Olvídese de los números de la empresa con la cual se esta comparando.  Nada le asegura que si hace una copia de su estructura le va ir igual.  Siempre hay una historia detrás de los números, averígüela.
  3. Los resultados del “benchmark” en muchas ocasiones estaran fuera de sus objetivos corporativos.  ¿Vale la pena cambiar su esencia?
  4. Asegúrese de identificar  la información de baja calidad. Pregúntese si la información es actualizada, son supuestos o son pronósticos.
  5. Conozca bien el sector o la industria de las compañías con las cuales se esta comparando.

Puede que estas recomendaciones sean obvias, pero por estar pensando en otras cosas olvidamos lo esencial.  Sin duda el “benchmark” sigue siendo una herramienta valida para determinar si lo que hace representa las mejores prácticas y un punto de referencia es siempre valido pero antes que nada sepa usted quien es o podra tener la falsa ilusion del exito.

Buen dia.

… y yo pensé que solo estaba comprando mi casita

Crisis financieraEn psiquiatría existe un manual donde están clasificadas todas las enfermedades  mentales, se llama el DSM IV.  Como no tengo nada que hacer en las mañanas por aquello de querer convertirme en medico general, me puse a “repasar” los criterios diagnósticos de los trastornos de ansiedad y otros desordenes en los que la ansiedad esta presente, ejemplo las crisis de pánico.

En términos generales, las crisis de pánico son recurrentes, inesperadas asociadas a miedo y síntomas como taquicardia, sudoración, dificultad para concentrarse o sensación de tener la mente en blanco (este ultimo si que me pasa últimamente)

Y no es para menos, estamos en una crisis de pánico colectivo. El sistema financiero, compañías mundiales quebradas, el Deportivo Club Los Millonarios en cuidados intensivos, etc.

Me ha llegado mucha información donde explican el tema de la crisis mundial hice una “editorializacion” de toda esta información especialmente una que me mando MCB:

Todo comienzo en el sector inmobiliario.  Desde hace muchos años este sector había estado en bonanza.  Esto hizo que los bancos entraran también en bonanza de prestamos.  En términos generales el único requisito para un préstamo era la cedula.  No importaba si usted era o no capaz  de pagarlo.  Para poder prestar más estos “irresponsables” empaquetaron los créditos hipotecarios con unos instrumentos  financieros llamados “bonos” que a su vez eran respaldados por las  hipotecas.

Estos bonos se vendían a otros bancos, fondos de pensiones, aseguradoras e  inversionistas. El problema fue cuando los precios de las propiedades ya no subían y en algunos casos empezaron a bajar. Al bajar el valor de  las propiedades, muchas personas se dieron cuenta que debían mas dinero al banco que lo que valía su propiedad. Entonces de manera también muy “irresponsable” dejaron  de pagar sus créditos. Los propietarios de estas deudas (los dueños de los bonos) entraron en  pánico y empezaron a vender sus bonos.

Entra el tema de la oferta y la demanda bajando muchísimo el valor de los bonos.  Los dueños de estos  bonos tienen obligación de poner este valor en su contabilidad al valor de lo que valen en el mercado. Al haberlos comprado a 100 pesos y tener que registrarlos a precios muy inferiores, hay una perdida que tiene que reflejarse en el estado de resultados.  Teniendo que reportar  pérdidas millonarias y en algunos casos declararse en “banca rota”

Y aquí comienza el circulo vicioso: pánico, ansiedad, mas pánico, mas ansiedad, mucho mas pánico, mucha mas ansiedad, etc., etc.

Hay incertidumbre de la crisis, los bancos están subiendo los intereses para prestar $$$, dejan de confiar en las personas y en las empresas.  Las personas dejan de gastar, de invertir y hasta de soñar.  Las empresas por su lado bajan sus inventarios, reducen costos, “botan” gente, bajan sus utilidades obviamente dejan de vender,  al dejar de vender tiene que bajar mas costos y “botan” a mas gente y así sucesivamente.

Pues acá el resumen de porque estamos tan mal.  Además que esto se propaga como el virus de la influenza y vamos a ver y si ESTAMOS JODIDOS! .  El problema de esta crisis mundial como las crisis de pánico, es que hacen que las personas y las empresas limiten el desarrollo de actividades por el miedo a que ocurra un nuevo episodios de pánico.

De todo lo me llego están las sugerencias de muchos “consultores” (con el respeto que se merece Cancruz obviamente), mastercitos estrenando hormonas y altos directivos.  La mayoría sugieren bajar nivel de gastos  personales, ahorrar, mantener su dinero en el banco, bajar lo más posible sus deudas, tener  cuidado con los préstamos y hasta dicen …es importante que sus hijos lo entiendan.  Joder como le explico a NCL (7) lo que hicieron estos irresponsables.

Estas soluciones me acuerdan cuando alguien me dijo una vez (…) necesitamos vender mas productos innovadores, rentables y que den bienestar ademas hay que bajar los costos y aumentar las ventas. Joder, como diría condorito PLOP!

Nada, hay que seguir adelante trabajando de forma responsable, honesta y leal.  Esta crisis durara lo que nosotros queramos que dure.  Si todo el mundo comienza a decir que la situación esta muy dura, que las cosas están difíciles téngalo por seguro que así serán.  Por lo menos eso dice la ley de la “atractividad” o atracción como la llaman algunos.  Viene del latín attrahere: “traer hacia adentro”.  Seguramente esta crisis “traerá” muchas auto justificaciones a la falta de compromiso de la personas, a su ineficiencia, a la falta de esfuerzo etc.

Un consejo final antes de comprar, vender, pensar en irse de vacaciones, invertir, pagar sus obligaciones financieras, salir a restaurantes, etc, etc  NO se le olvide que estamos en crisis.

P.S: Si quiere una representación grafica de esto, vea esto que me mando CanCruz, LA CRISIS NINJA!