…ole, ole TORERO!

espont_toro.jpg

Estamos en temporada de “toros” en nuestro país. No soy antitauromaquia, tampoco fanático, me gusta sobre todo los rejones. No voy a discutir si es bueno o malo.

Prepararse para ser torero no es nada fácil. Entran a la “escuela taurina” a los 12 años. Duran aproximadamente cuatro, “observando” al toro. Algunos viene de dinastías de toreros pero otros simplemente vienen como “maletillas” (de escasos recursos que a estado en corralejas, tientas y becerradas) teniendo que luchar muy duro para llegar al alcanzar reconocimiento y prestigio.

Una vez completa los cuatro años pasa entonces de aspirante a novillero. Torea novillos inicialmente sin caballos y según su desempeño pasa a novilladas con picadores.

Es importante tener un apoderado “patrocinador” que respalde sus salidas a los ruedos. Durante esta etapa no recibe remuneración y algunas veces le toca comprar los toros que va a “torear” y pagarle a la cuadrilla, picadores y banderilleros.

Así trascurren otro par de años mas, pero llega por fin el anhelado día de su alternativa y la obtención del grado de matador de toros.

En la alternativa un “torero” gradúa al novillero, entregándole la muleta y el estoque. Es una verdadera ceremonia, ademas que por primera vez se pone el traje de luces que es confeccionado con hilos de oro y lentejuelas y aproximadamente puede costar unos $15.000 dólares.

Si estuvo de buenas, han pasado unos 10 a 12 años. JODER!

Sin duda se necesita vocación. Solo después de 3 o 4 años de haber tomado la alternativa comienza a tener excedentes. Un torero reconocido hace entre cincuenta a cien corridas por lo menos cada temporada, si no le pasa nada obviamente.

Porque les cuento esto, porque de pronto durante una corrida brinca de la tribuna un “espontáneo” borracho generalmente con blue jeans y tennis rotos, se quita la ruana y le da tres “trapazos” al toro y muchos espectadores IGNORANTES salen diciendo que lo mejor de la corrida fue el “espontáneo”

Quiero hacer una analogía con los “espontáneos” de nuestras empresas. Esas personas “que brincan” de pronto y sin ningún conocimiento dicen tres “trapazos” y los “ignorantes” espectadores dicen que esa es la solución a los problemas.

Señores, ver los toros desde la barrera es fácil. Para torear se necesita PREPARACION pero sobre todo mucha VOCACION.

~ por Hermes Blog en enero 28. 2008.

7 comentarios to “…ole, ole TORERO!”

  1. Si eso pasa mucho y mas en medicina. Usted esta cuidando el paciente durante toda la noche y de pronto “brinca” un espontaneo y dice que lo que hay que darle al apciente es tal cosa y la gente cree que eso lo ayuda incluido el esponatneo. Excelente post. Felicitaciones

  2. Eso pasa en todas las profesiones…

  3. El problema es convertirse en aquel “espontaneo” (claramente sin darse cuenta) adoctrinar algunos y no tener un experto al lado que lo corrija, o peor aun ser un seguidor del “espontaneo”…. upps….

    Gracias….

  4. pero los espontaneos no dejan de ser divertidos … en toros, en otros espectaculos y en las empresas!

  5. […] se si les pasa a ustedes, a mi me pasa mucho cuando llego con una idea nueva y brinca un espontaneo y ASESINA mi creatividad diciendo: (abro […]

  6. […] eso es cultural o hay que “cambiar esa cultura” etc., etc. Pues ayer estaba en un comité y brinca de la tribuna un espontáneo con frases como […]

  7. el espontaneo es el k a kambiado la fiesta taurina sin el no tendriamos k rekordar agrandes figuras del toreo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s